LEMA 2019-2020

Si un jardín se utiliza para pensar, este jardín comienza a vivir.

Si un jardín se utiliza para sentir, este jardín se emociona y vibra.

Pero si te sientas en el jardín para meditar, el jardín y tu unifican en UNO en el paraíso.

Jardín botánico (Blanes)

INTRODUCCIÓN

El bosque, el mar, la montaña, las flores … por sí mismos tienen un valor. Son realidades valiosas, arraigadas en la historia de la tierra y, en último término, de un universo en proceso expansivo. Por lo tanto, nuestra más profunda mirada es  la de dejarnos impactar por ellos. Que mediante nuestros sentidos conectamos con nuestra profundidad natural. Hay culturas que han divinizado la naturaleza. Nosotros creemos que Dios está ahí, pero no es la naturaleza. Es activa y amorosamente. Estoy en mi despacho y miro lo que me rodea. La mesa es de madera … y me conecta con los árboles trabajados, transformados, manipulados y convertidos en producto; sin el árbol no habría esta mesa. Hay conexión. Él, cuando estaba en el bosque, creaba la posibilidad de convertirse en una mesa; ésta, donde ahora escribo. ¿Por qué no dar gracias a aquel árbol? Ahora miro los libros de la estantería … cada uno de ellos es fruto de un largo proceso en el que ocurren una multitud de transformaciones que, en el fondo, nos llevan a la naturaleza, a la inteligencia humana … Y así podría ir siguiendo por la luz eléctrica, los cristales, la percha, etc. Todo está conectado, como en una honda comunión de valor y de sentido. Cosas normales, que conste. No hablo de las 7 maravillas del mundo, sino de lo que llamamos vulgaridades. No son vulgaridades. Si las miro con cierta profundidad y amor, son realidades preciosas y que revelan una larga historia que nos lleva a la naturaleza. Gracias, Señor, por hacernos parte de tu creación.

Admiración de la creación, obra de Dios

Educar la dimensión social y ecológica para que vivan en el mundo de forma responsable, crítica, constructiva y comprometida.

Actuación con Responsabilidad y en Fraternidad

Asumir el trabajo como enriquecimiento de la propia persona y como ineludible aportación a la sociedad.

Teniendo en cuenta  el sentido de la justicia en las relaciones personales y en las estructuras sociales.

Compromiso desde la Interioridad

Fomentar, partiendo de los valores evangélicos, el desarrollo de la dimensión ética y trascendente de la persona.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies